La Sucesión Testada. Libertad de Testar.

El derecho civil catalán permite ordenar el destino del patrimonio de una persona una vez que haya muerto, mediante la sucesión contractual testada, intestada, o legal. El artículo 421.1 del Codi Civil Català (en adelante CCCat) regula la sucesión testada que describe desde la perspectiva del causante y la caracteriza con tres elementos: libertad de testar; voluntad del causante y testamento otorgado conforme a la ley.

En este escrito me voy a referir a la libertad de testar anticipando que a pesar de servir de título al precepto señalado, su contenido no se refiere exactamente a la libertad de testar sino a que la sucesión se rige por la voluntad del testador manifestada en testamento, aunque con el matiz de que éste queda desplazado por el heredamiento del artículo 411.3.3 CCCat.

La libertad de testar es concreción, a) por un lado, de la facultad del testador de disponer de sus bienes, lo esencial del derecho de propiedad, en su manifestación mortis causa (artículo 33 de la Constitución Española) y, b) por otra, del principio de autonomía privada en el ámbito sucesorio, es decir, de la convicción de que la voluntad individual y libre es por si misma elemento suficiente para autorregular la conducta en el ámbito jurídico.

Por libertad de testar se entiende, en primer lugar, la facultad del testador de disponer de sus bienes después de haber considerado las diferentes limitaciones que, por razón de su utilidad y función social (artículo 33 CE), la ley considera justificadas, como la legítima (artículos 451.1 y siguientes del CCCat) i la cuarta viudal (artículos 452.1 y siguientes del CCCat.).

También es libertad de testar la posibilidad del causante de escoger entre las diferentes formas testamentarias que admite la ley (artículo 421.5 CCCat.) y de delimitar el contenido del testamento, designando al heredero universal que se subrogará en la posición jurídica del causante, conforme al principio de necesidad de heredero de toda sucesión en el derecho catalán (artículo 423.1.1 CCCat.). Pero también es libertad de testar la facultad de desviarse de esta visión de la sucesión testada como fenómeno de continuación de la persona y del patrimonio del causante y de repartir toda la herencia en legados, por ejemplo, nombrando a un albacea universal (artículos 423.1.3, 429.7 CCCat) o conforme al Derecho de Tortosa (artículo 423.1.2 CCCat), o permitir que la designación del heredero del patrimonio familiar la lleve a cabo un tercero, paradigmáticamente el cónyuge supérstite, en el momento en que ya sea posible valorar las cualidades personales del heredero para hacerse cargo del patrimonio (artículo 424.1 CCCat). El causante tiene además la facultad de incorporar al contenido del testamento disposiciones opcionales, como la ordenación de legados u otras disposiciones para después de su muerte (artículo 421.2 CCCat).

La libertad de testar no permite dar validez a cualquier voluntad del causante manifestada en testamento y tampoco incluye la libertad de forma, porque sólo será válida la voluntad manifestada en un testamento “otorgado conforme a la ley”. En este sentido, conviene distinguir los requisitos de la voluntad testamentaria, por una parte, de los del testamento (artículo 421.2), por otra, porque, además, en caso de conflicto interregional o internacional, los puntos de conexión para determinar la ley aplicable a la sucesión, al contenido del testamento y a su forma son diferentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

twitter.com/CanoAdvocats

 

Artículos Relacionados.

La Sustitución Vulgar.

La sustitución vulgar es una institución de sucesión voluntaria a través de la cual el testador instituye un sustituto para los casos en los cuales el llamado en primer lugar no llegue a ser heredero porque no quiera o no pueda. Así pues, es una llamada subsidiaria para el caso en el que el primer llamado no llegue a ser heredero.

La Aceptación De La Herencia.

Los artículos 461 – 3, 461 – 4 y 461 – 5 del Codi Civil de Catalunya (en adelante CCCat.), se centran en la aceptación como acto negocial de ejercicio de la delación que consiste en la manifestación de la voluntad de asumir el título de heredero y, por lo tanto, de adquirir la herencia. Esta voluntad puede hacerse explícita de forma expresa, pero también puede ser tácitamente deducida a través de diversas actuaciones del llamado.

La Legítima.

La legítima es un derecho sucesorio de carácter necesario en la sucesión, tal y como ya señaló la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya de 22 de noviembre de 1993, que origina un deber del causante de atribuirla a aquellas personas que sean legitimarias en su sucesión, sin que el incumplimiento de este deber genere otras acciones que las de reclamación de la legítima por parte del legitimario pretérito o bien desheredado injustamente.

La Cuarta Viudal.

El Código Civil de Catalunya (en adelante CCCat.), ha establecido una regulación de nueva planta para la cuarta viudal, introduciendo cambios importantes como lo es ya, de entrada, la consideración como beneficiarios de ésta no sólo del cónyuge viudo, sino también del miembro superstite de una unión estable de pareja.

Memorias Testamentarias.

Las memorias testamentarias son negocios por causa de muerte, con libertad de forma, caracterizados por la limitación y tipificación de su contenido. Estos negocios se introdujeron por la costumbre y la práctica jurídica mediante el reconocimiento de la validez de las schedae o schedulae testamentariae, unas hojas o papeles privados donde el testador solía concretar el nombre del heredero citado en el testamento pero no identificado. En esta clase de disposiciones, los otorgantes evitaban las formalidades inherentes a los testamentos.

El Codicilo.

El codicilo es un negocio de disposición por causa de muerte que permite ordenar el destino de las posiciones jurídicas activas y titularidades del causante que no se extinguen con su muerte. No, sin embargo, la de las posiciones jurídicas pasivas, ya que su atribución al heredero o heredante sólo puede imponerse por la ley.

Contenido del Testamento.

El artículo 421.2 del Codi Civil de Catalunya (en adelante CCCat.) dispone que "En testamento, el causante ordena su sucesión mediante la institución de uno o más herederos y puede establecer legados y demás disposiciones para después de su muerte."

La Sucesión Testada. Testamento Otorgado conforme a la Ley. (Ley Aplicable al Testamento). (III).

La expresión “testamento otorgado de acuerdo con la ley”, que recoge el artículo 421.1 del Codi Civil de Catalunya (en adelante CCCat) se refiere, en primer lugar, a los diferentes requisitos legales de contenido, capacidad y forma que ha de respetar el testamento para ser válido. Pero de ellos se ocupan otros preceptos del citado texto y que no son los que vamos a tratar aquí.

La Sucesión Testada. Voluntad del Causante. (II).

El elemento esencial de todo negocio jurídico testamentario es la voluntad del causante, y para que ésta tenga eficacia normativa para regir la sucesión que le reconoce el precepto debe tratarse, en primer lugar, de una voluntad manifestada en un testamento otorgado conforme a la ley.

La Indignidad Sucesoria.

La indignidad para suceder constituye una de las materias tradicionales del régimen general del Derecho de Sucesiones de Catalunya. El Libro IV del Codi Civil de Catalunya (en adelante CCCat) regula la indignidad en los artículos 412.3 a 412.8, conjuntamente con la inhabilitación sucesoria, es decir, con las prohibiciones para suceder por vía testamentaria – y asimiladas: pacto sucesorio, donación mortis causa – a un determinado testador.

Pactos Sucesorios.

Artículo 411.7. Pactos sucesorios. (Codi Civil de Catalunya, Libro IV de Sucesiones, en adelante CCCat.).

Son nulos los contratos o pactos sobre sucesión no abierta, salvo los admitidos por el presente código.

El precepto referido puede entenderse como fundador de una regla general de nulidad de los pactos sobre la sucesión no abierta, salvo las excepciones admitidas por el propio CCCat.

 

Los pactos sucesorios pasan a ser así:

Derecho Sucesorio.

Siendo España un Estado con una pluralidad de ordenamientos jurídico – civiles, todo profesional del derecho, sea la que sea la ciudad donde ejerza, necesita conocer con exactitud la normativa civil autonómica aplicable siguiendo las normas de conflicto del llamado derecho interregional que recoge el artículo 9 del Código Civil español, por remisión del artículo 16.



Compartir:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta nos sirve para comprobar que no eres un programa de respuestas.
7 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Distribuir contenido