4 Cosas Claras Sobre El Derecho De Visitas.

A partir del análisis del Auto dictado por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Tarragona, en fecha de 2 de mayo de 2007, he llegado a la conclusión de cuatro enunciados que considero que puede ser importante que tengan presentes tanto progenitores como compañeros letrados, y que son los siguientes:

 

1. Que el progenitor custodio no podrá alegar para impedir el cumplimiento del régimen de visitas: el miedo, el pánico o el rechazo del menor hacia el progenitor no custodio, a menos que presente algún informe de especialista que lo acredite.

 

2. Que el progenitor custodio tiene como obligación imponer a sus hijos el cumplimiento del derecho de visitas con el no custodio.

Ello constituye una exigencia mínima de carácter educativo del progenitor que tiene la guarda y custodia del menor. Imponer el sentido del deber a los hijos de cuya educación es responsable de cumplir con una obligación natural y de orden público como es la del derecho de visitas, y nunca justificar su incumplimiento en la propia voluntad del menor.

El progenitor custodio siempre puede recurrir a la colaboración de los Organismos Públicos que dispone de Equipos Técnicos, y de Mediación, o de ayuda psicológica, de forma que se cumpla el derecho de visita en aquellos términos en que establezca la sentencia.

 

3. Que sólo se impondrán multas coercitivas (artículo 711 de la Ley de Enjuiciamiento Civil) al progenitor que no cumpla o no permita el cumplimiento del derecho de visitas, en los casos en los que la actitud del mismo presente caracteres de contumacia. Es decir, que haya una persistencia y tenacidad en la actitud de incumplir, de forma explícita o implícita e incluso inconsciente, siempre que ello suponga un riesgo real para los menores.

Habrá que evitar, siempre que se pueda, acudir a medios policiales y sancionatorios, solicitando la colaboración de los especialistas de que la administración disponga.

 

4. Que el progenitor no custodio no puede renunciar a su derecho de visitas con el menor, dado que este es un derecho personalísimo, inalienable, intransmisible, irrenunciable, imperceptible, y subordinado al interés del menor.

El padre tiene el deber de visitar al menor como complemento del deber de protección del hijo y sustitutivo del de convivencia y complemento espiritual, y toda renuncia que manifieste debe considerarse nula por la indisponibilidad de las relaciones personales (ius cogens), y todo ello subordinado al interés del menor.

No obstante, el derecho de visita se concede para que se ejercite, y el hecho de mostrarse poco interés en relacionarse con el menor podría perjudicarle en función de la edad y la necesidad de completar su desarrollo integral.

 

Oscar Cano Fuentes.
Letrado
.
 

 

Si no te quieres perder más artículos, suscríbete al Blog pinchando aquí elblogdecano-advocats.com/suscribete

 

 

 

 

Artículos Relacionados.

El Desinterés Por Los Hijos.

"Ella no me los dejaba ver". Es una frase que muchas veces me han dicho padres que han dejado pasar años sin actuar ante la justicia a pesar de no estar viendo a sus hijos. Otros directamente nunca han mostrado interés alguno, ni han pagado la pensión alimenticia.

Ocuparse De Los Menores, Un Deber y Una Obligación.

La razón fundamental por la que debe existir una relación estable y lo más prolongada e intensa posible entre los niños y sus progenitores es el interés del menor, pero también el deber de los padres de ocuparse de sus hijos.

Modificaciones de Custodia y Visitas.

Cuando se pretenda modificar medidas relativas a la guarda de los hijos y comunicación con sus progenitores, el cambio sustancial exigible para cualquier modificación de medidas se suavizará. En estos casos estará directamente relacionado con el interés de los menores, siendo modificable el régimen de guarda y visitas con los progenitores aunque formalmente no pueda decirse que exista una alteración sustancial de las circunstancias, siempre que esa modificación se considere beneficiosa para el menor.

La No Fijación De Visitas.

La despreocupación y el desinterés de un progenitor por sus hijos puede dar lugar a la atribución del ejercicio exclusivo de la patria potestad al otro progenitor, y a la no fijación de un régimen de visitas a favor del padre o la madre con ese comportamiento.

10 Claves Sobre La Titularidad De La Potestad Parental y Su Privación.

En relación a la potestad parental y su privación es importante que tengamos las siguientes diez ideas claras:

 

Mi Hijo No Me Quiere Ver. ¿Qué Puedo Hacer?

Si mi hijo se opone totalmente a relacionarse conmigo lo que tendré que hacer es pedirle a mi abogado que solicite la ejecución de la sentencia en relación a las medidas relativas al régimen de visitas con la inmediata intervención del SATAF (Equipo de Asesoramiento Técnico en el Ámbito de Familia), para que realice un informe que analice las causas de ese posicionamiento del menor, pero iniciando al mismo tiempo los pertinentes contactos con el progenitor, aunque sea un día durante unas horas los fines de semana alternos en e

Sólo Te Daré El Niño A Ti.

Otra barrera al normal cumplimiento del régimen de visitas acostumbra a ser el hecho de que el progenitor custodio sólo esté dispuesto a entregar el menor al mismo padre o madre directamente.

No Me Paga La Pensión. ¿Le Tengo Que Dejar Ver Al Niño?

Podría parecer que este post sobra. Más de uno lo pensará. Que es algo muy obvio. Que no admite discusión. Que hasta ahí todos llegamos.

¿Ahora Quiere Cumplir El Derecho De Visitas?

A pesar de que más de una vez me he referido a que el régimen de visitas, y en general el derecho del menor a tener contacto con ambos progenitores, es un derecho y obligación de los progenitores irrenunciable, y que no se puede dejar la decisión de su cumplimiento en manos del menor, así como a que el progenitor custodio tiene el deber de imponer a sus hijos el cumplimiento del régimen de visitas con el no custodio como una exigencia mínima de carácter educativo que lleva consigo la atribución de la guarda, hay circuns

¿Cómo Actuar Ante El Incumplimiento Del Régimen De Visitas?

Ante el incumplimiento del régimen de visitas por parte del progenitor no custodio, deberé solicitar a mi abogado que interponga una demanda de ejecución de sentencia para que el juzgado requiera al progenitor no custodio por el plazo que considere oportuno, para que cumpla con su obligación o manifieste los motivos por los que se niega a cumplir el régimen de visitas. Si transcurrido ese plazo el no custodio continua sin cumplir con las visitas al menor, podré solicitar que se le apremie con multas coercitivas mensuales.

6 Ideas Clave Sobre El Derecho De Visitas.

Algunas cosas he hablado en el blog acerca del derecho de visitas aunque tampoco tantas. En próximos artículos pienso acercarme un poco más al tema y creo que no está mal para empezar tener claras las siguientes seis ideas al respecto:

 

¿Qué Puedo Hacer Ante El Incumplimiento Del Régimen de Visitas Del Progenitor No Custodio?

Podré reclamar los daños y perjuicios que me cause al progenitor que incumpla sin causa justificada, a través del procedimiento de ejecución de sentencia.

Deberán incluirse en ese concepto los gastos de manutención propiamente dicha y de restauración, así como los relativos a las actividades de ocio del menor siempre que estén dentro de la debida y adecuada atención al mismo.

¿Qué Puedo Hacer Si No Se Cumple El Régimen De Visitas?

Cuando me encuentre en esta circunstancia, sea yo el progenitor guardador o el que tenga derecho a las visitas, deberé pedir a mi abogado que solicite ante el juzgado la ejecución de mi sentencia.

Por esa vía procesal los artículos 776. 2ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil y 236 - 3.1 del Codi Civil de Catalunya, nos abren la puerta a la modificación, e incluso al cambio, del régimen de guarda y visitas, aunque para ello deberán cumplirse además dos requisitos básicos:

Derecho de Visitas: Interés Superior del Menor Vs Derechos de los Progenitores.

Constituye doctrina consolidada del Tribunal Constitucional, con fundamento en las normas internas e internacionales existentes para la protección de los menores de edad, que en materia de relaciones paternofiliales (entre las que se encuentra lo relativo al régimen de guarda y custodia de los menores por sus progenitores) el criterio que ha de presidir la decisión que en cada caso corresponda adoptar al Juez, debe ser el del interés prevalente del menor, ponderándolo con el de sus progenitores, que aún siendo de menor rango, no por ell

El Interés Superior del Menor y El Derecho de Visitas.

El derecho de visitas no debe ser objeto de interpretación restrictiva, y sólo debe ceder en el caso de darse un peligro concreto y real para la salud física, psíquica o moral del menor.



Compartir:

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta nos sirve para comprobar que no eres un programa de respuestas.
2 + 18 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Distribuir contenido